Ruta por los Mejores Castillos de Valladolid

La provincia de Valladolid ostenta el privilegio de albergar el mayor número de castillos de todas las provincias españolas: desde fortalezas de origen romano, como la de San Pedro de Latarce, hasta castillos que atesoran valiosos archivos

La provincia de Valladolid ostenta el privilegio de albergar el mayor número de castillos de todas las provincias españolas: desde fortalezas de origen romano, como la de San Pedro de Latarce, hasta castillos que atesoran valiosos archivos y documentos desde hace siglos, como el de Simancas, cuyo fondo documental es el más completo de nuestra memoria histórica de los siglos XVI al XVIII.

Estas tierras, habitadas desde los tiempos prehistóricos, acogieron a las legiones romanas, albergaron asentamientos celtibéricos; durante la Edad Media fueron testigo de las batallas fronterizas entre los reinos de Castilla y de León y, más tarde, de los enfrentamientos civiles protagonizados por monarcas y grandes señores.

Desde mediados del siglo XV Enrique IV reforma y amplía los castillos de Portillo y de La Mota de Medina del Campo, creando un modelo tan imitado durante toda la centuria que llegó a constituir un estilo característico, la llamada Escuela de Valladolid.

Pronto, los grandes nobles contestan la moda iniciada por el monarca vallisoletano: Torrelobatón, Peñafiel y Fuensaldaña comparten semejanzas en sus entradas por el puente levadizo, sus accesos con pasillo en doble codo y sus celdas intramuros. Nobles y letrados enriquecidos de origen frecuentemente judeo-converso o humilde, adquieren señoríos y levantan castillos residenciales, que reproducen a escala los grandes modelos: en la planta cuadrada se alza la poderosa torre del homenaje de interior palacial, cuya altura es igual al lado del recinto y al doble de la altura de éste.

Los resultados son magníficos y las estudiadas proporciones confieren a las edificaciones un aspecto sólido y majestuoso. Interiormente imitan la estructura de los palacios urbanos vallisoletanos, con suntuosos patios porticados, en torno a los cuales se articulan ordenadamente estancias residenciales, almacenes, cuadras y dependencias para el servicio.

Castillo de Peñafiel

Castillo – Archivo General de Simancas

Castillo de la Mota de Medina del Campo

Castillo de Torrelobatón

Castillo de Montealegre

Castillo de Íscar

Castillo de Fuensaldaña

Castillo de Tiedra

Castillo de Portillo

Castillo de Encinas de Esgueva

Castillo de Villafuerte

Antigua fortaleza en Castroponce de Valderaduey

Atalaya «el Molino» en Castrobembibre

Castillo – palacio de Villagarcía de Campos

Castillo de Aguilarejo de Corcos del Valle

Castillo de Curiel

Castillo de Fuente el Sol

Castillo de San Pedro de Latarce

Castillo de Trigueros del Valle

Castillo de Urueña

Castillo de Villalba de los Alcores

Castillo de Villavellid

Ruinas del Castillo

Castillo de Mota del Marqués

Deja una respuesta