OPINIÓN

Me parece caro

Posted by Sara Sanz Aldea

Te parecerá una obviedad, pero algunas personas siguen creyendo que todo se hace por amor al arte. Lo más seguro es que escuches el comentario «me parece caro» cuando digas el precio de la obra de arte que tienes a la venta. Y es que por mucho que pase el tiempo, las personas no cambian. El arte sigue siendo un gran incomprendido, formado por bienes que no tienen la consideración de primera necesidad, sino casi de lujo, asociados a objetos decorativos que no están al alcance de todo el mundo y que son considerados por algunos como «recogederos de polvo«, como objetos inertes que ocupan espacio y que no aportan gran cosa y son del todo prescindibles y superfluos. Eso es porque aún son pocas las personas que tienen desarrollada una especial sensibilidad artística, que viene a ser la capacidad para dar valor y para apreciar la belleza de una obra de arte y para recibir la inspiración que transmite.

Si alguien te responde “me parece caro” significa que esa persona no ha terminado de comprender lo que tiene ante sus ojos y es tu labor explicar el valor sentimental que esconde para que pueda ser capaz de mirar más allá y sentirlo. Como decía Eugène Ionesco “una obra de arte es una aventura de la mente”. Nos transporta al mundo de la imaginación, evoca en cada persona una reacción única al contemplarla y su misión es acompañarnos durante toda nuestra vida, estando siempre presente en los espacios en los que gastamos nuestro tiempo.

Cuando consideramos algo caro es porque se sitúa por encima de lo que estamos dispuestos a pagar por las cosas, del precio que estimamos justo; pero para llegar a adoptar ese razonamiento, primero valoramos lo que nos aporta. Si el arte da más de lo que recibe el artista, la frase “me parece caro” se convertirá en “me parece justo”. Y en el mundo del arte, con obras que se venden por millones de euros compitiendo con obras que se regalan, todo vale. Por eso, si crees en ello, te irá bien.

Related Post

Leave A Comment

Newsletter