CULTURA

Los Abogados del Arte, defensores vocacionales

Posted by Sara Sanz Aldea

El Arte y el Derecho son dos disciplinas que se complementan a la perfección. Los objetos de arte, tan delicados, sutiles y cargados de sentimiento, requieren una especial protección con el instrumento más fuerte que disponen las sociedades civilizadas: el imperio de la ley.

Entre los mayores defensores del conocido como Derecho del Arte figuran los Abogados del Arte, juristas que profesan una gran vocación por el mundo del arte y que disponen de un gran conocimiento tanto del mercado del arte como de todas las garantías legales que protegen las transacciones comerciales de las obras de los artistas.

Entre los clientes se incluyen museos y galerías de arte, casas de subastas, artistas y coleccionistas privados, que confían a los letrados la redacción de contratos de compraventa de obras de arte, la gestión del transporte de piezas artísticas para su exposición en el extranjero o la investigación para recuperar un lienzo extraviado o robado.

Las especialidades del mercado del arte, como la existencia de bienes de interés cultural (BIC) dotados de especial protección, junto a las nuevas leyes en proyecto como la ley de patrimonio histórico-artístico, la ley de mecenazgo o la reforma fiscal, ampliarán la cobertura jurídica de los actos de los agentes del mercado del arte, lo que incrementará la necesidad de asistencia letrada para llevar a cabo cualquier operación en el tráfico jurídico.

Entre los litigios más relevantes por una pieza artística, cabe destacar la disputa que enfrenta al museo Thyssen-Bornemisza de Madrid contra los descendientes de los Cassi­rer, una familia judía de París, que durante la ocupación nazi en la Segunda Guerra Mundial, se vio obligada a vender el cuadro Rue Saint-Honoré, dans l’après-midi, de Camille Pissarro, a un precio por debajo del mercado para poder huir a los Estados Unidos de América. En la actualidad este caso se encuentra en una de las Cortes de Apelación de Estados Unidos, después de haber sido examinado en dos ocasiones por el Tribunal Supremo del país norteamericano.

Related Post

Leave A Comment

Newsletter