OPINIÓN

Forget about the price tag

Posted by Sara Sanz Aldea

Algo importante que has de tener en cuenta a la hora de exponer en un espacio público es que la finalidad no es la comercialización de tu obra, sino la divulgación cultural.

Por eso olvídate de colocar los precios en la descripción de las obras y de distribuir el listado de precios entre los visitantes.

La Administración les dará tu contacto a las personas que lo pidan, pero no mediará en la compraventa de obras de arte, ni contribuirá a hacer visible cualquier elemento que tenga componente económico.

Las exposiciones en espacios públicos no tienen ánimo de lucro, y no porque la Administración no pueda participar en actividades económicas, ni recibir ingresos de la gestión de espacios de su propiedad, sino porque de hacerlo tendría que dedicar recursos a la contratación de artistas y pagar por los derechos de propiedad intelectual, cuando le resulta completamente antieconómico.

Es por eso que decide en su lugar tener abiertos centros culturales en los que puedan exponer los artistas amateur -sin preocuparse del éxito que puedan tener-, museos donde exhibir las obras que forman parte de su colección -a los que sí dedica recursos para que tengan éxito- y ayudar a parte del sector privado a través de subvenciones y compra de obras de arte a las galerías más representativas.

El dilema que cabe plantearse es que, si al fin y al cabo la Administración interviene en la actividad económica de las artes visuales a través de la actividad de fomento, como super coleccionista de arte y como super vendedor de arte indirecto, no sería mejor que interviniera también para promover la venta de obras de arte de artistas emergentes, que no están representados por galerías y que actúan por libre en un oligopolio de difícil acceso, en el que lo más previsible es quedar excluido de él.

De momento, olvídate de la etiqueta de precio, que en los espacios públicos no expones para vender.

Related Post

Leave A Comment

Newsletter