El arte es una María

¿Quién no ha escuchado esta expresión alguna vez para referirse a la asignatura de Plástica? El llamado «pinta y colorea» siempre se ha considerado una enseñanza de importancia menor, por ser algo fácil que cualquiera

¿Quién no ha escuchado esta expresión alguna vez para referirse a la asignatura de Plástica? El llamado «pinta y colorea» siempre se ha considerado una enseñanza de importancia menor, por ser algo fácil que cualquiera puede hacer sin mucha complicación. El arte se asocia a entretenimiento, a pasatiempo, a distracción, a juego de niños, a una asignatura que ni el más negado puede suspender.

Este aspecto cultural de la educación, sumado a un mercado laboral en el que la mayoría de artistas desempeñan trabajos precarios o a tiempo parcial, no da la seriedad que debiera tener una profesión poco valorada por la sociedad.

Muchos se preguntan por la utilidad de los cuadros, sin tener clara la respuesta, y no ven el sentido de pagar mucho por un original pudiendo pagar poco por una réplica. En la lista de prioridades de la gente no suele estar la compra de cuadros y esto obliga a los artistas a diversificar los trabajos que hacen para ganarse la vida.

Que el arte sea considerado una María significa que está por todas partes, muy repetido y que hay mucha oferta y poca demanda. Cualquiera puede ponerse a dibujar y a pintar y crear arte. Cualquiera puede ser artista, y eso no ocurre con otras profesiones, que solo se pueden ejercer con la titulación necesaria.

Esa falta de exclusividad pasa factura a los artistas, que deben hacer un esfuerzo extra para diferenciarse, perfeccionar su técnica y adaptarse a las necesidades de los clientes, ofreciendo una experiencia sensorial y no solo una cosa.

¿Es el arte en realidad una enseñanza sin importancia, o por el contrario, desarrollar nuestra creatividad nos aporta más beneficios de los que pensamos? Para contestar a esta pregunta deberíamos fijarnos más en los niños y en lo felices que les hace tener lápices de colores y una hoja de papel en la que poder expresarse con total libertad.

Deja una respuesta