Decoración de Interiores en tiempos del COVID-19

Nuestros entornos nos definen, dicen mucho de nuestros gustos y necesidades y de las prioridades en nuestras vidas. En el escenario actual de pandemia mundial COVID-19, la conservación de la salud se ha convertido en nuestra máxima prioridad y por eso urge repensar el mobiliario, los materiales y los espacios para protegernos del virus, adaptarnos a los cambios y mejorar nuestra calidad de vida.

Los confinamientos en España han hecho que las personas pasen más tiempo en espacios interiores, agudizando una serie de necesidades a las que la industria nacional del mobiliario y sus materiales trata de dar respuesta a través de diferentes líneas de investigación e innovación en el sector.

Las iniciativas de diseño de interiores, que se han hecho públicas en el Ministerio de Ciencia e Innovación, se dirigen a cumplir varias funciones para adaptarse a las nuevas tendencias derivadas de los nuevos hábitos generados por el COVID-19:

1.- PREVENIR EL CONTAGIO DE VIRUS

– MATERIALES

El contagio del virus del COVID-19 se produce por contacto con superficies infectadas o por transmisión a través de partículas suspendidas en el aire. Materiales como iones de plata con capacidad antivírica o con biosensores integrados para detectar la presencia de virus y recubrimientos autorreparables tras el tratamiento desinfectante, son ideales para repeler la permanencia de las bacterias en las superficies.

-TECNOLOGÍAS

Junto a estos materiales bactericidas, las tecnologías también son clave, como soluciones de haz láser para delimitar el espacio, sistemas biométricos con interacción “contact less” con el entorno y metodologías de monitorización en tiempo real para garantizar la calidad del aire a través de una buena ventilación de los espacios interiores por medio de la domótica.

2.- TRABAJO A DISTANCIA

El teletrabajo y nuevas formas de “home office” han provocado la necesidad de delimitar espacios dentro del propio hogar, con el fin de sobrellevar de la manera más óptima una distinción entre vida personal, familiar y laboral. Los espacios han de ser ahora multifuncionales para integrar ocio y trabajo sin comprometer el confort y la estética.

3.- CONTACTO CON LA NATURALEZA

Otra de las tendencias es el mayor aprovechamiento de las terrazas y balcones para potenciar la relación interior-exterior, además de la creación de jardines interiores como garantía de bienestar y de paz interior.

4.- DECORACIÓN SALUDABLE

Los minimalismos y los muebles versátiles y adaptables se han vuelto de primera necesidad. Los coleccionistas ya no van a buscar cualquier obra de arte para decorar sus espacios, sino aquellas compatibles con sus estándares de seguridad. La pintura fotocatalítica se posiciona como uno de los materiales más sostenibles con el medio ambiente y con la salud de las personas, al mejorar la calidad del aire de los espacios.

Deja una respuesta